20 de julio, ¿Día de la Independencia colombiana? [FOTO-Reportaje]

Miles de personas festejan el Día de la Independencia de Colombia haciendo el "septimazo", un recorrido festivo por la séptima de Bogotá. Fotografía de Noelia Vera.
Miles de personas festejan el Día de la Independencia de Colombia haciendo el “septimazo”, un recorrido festivo por la séptima de Bogotá. Fotografía de Noelia Vera.

El 20 de julio se festeja el Día de la Independencia de 1810; una celebración simbólica ya que, hasta nueve años después, este país no conseguiría gestionar por sí mismo y en su totalidad estos terrenos. Se aplaude, sin embargo, un hecho que materializó por primera vez el hastío de los criollos frente a la autoridad española; un punto de inflexión desde que, en 1499, las barcazas españolas echaran el ancla en la península de la Guajira. Hoy algunos colombianos se preguntan si la independencia, aun así, vino alguna vez para quedarse. Otros, disfrutan y exhiben por las calles el orgullo de haber nacido en este país de música y color.

Vídeo de Julieta Bolullo y Noelia Vera

Pocos países e individuos son independientes y Colombia, que se ha convertido en el foco de los intereses del narcotráfico, que vive una guerrilla que nunca acaba y que también acoge a multinacionales estadounidenses y europeas, lo sabe: “Independencia Colombia nunca ha tenido, sólo ha cambiado de manos, pero nunca ha tenido”, contaba a Hemisferio Zero el joven colombiano Andrés Pacheco.

“Latinoamérica y los países más ricos en recursos siempre se han visto esclavizados por otros y por ellos mismos. Colombia está domesticado también desde dentro porque la materialización de las cosas ha provocado que nadie logre su libertad”, ampliaba. “Entre nosotros aprendimos a hacernos lo que los españoles nos hacían. Primero los españoles, después entra Bolívar con idea de lograr una gran Latinoamérica; luego Santander, que quiere ser federalista y nacen los liberales. Luego los liberales se constituyen como la insurreción; después los conservadores”… “Lo que pasó el 20 de julio en Colombia fue una pantomima”.

Curioseando uno se los espectáculos callejeros del Septimazo. Bogotá, Día de la Independencia 2012. Fotografía de Noelia Vera

Hace 202 años Francisco de Paula y Antonio Morales Galavís, dos criollos que residían en Santa Fe, se acercaron a la casa del español José González Llorente para pedirle un florero con el que decorar el banquete que se estaba preparando para la visita de Antonio Villavicencio, comisario del rey. No sólo no encontraron ayuda, sino que recibieron una serie de insultos que, sin que nadie lo esperara, fue el detonante de un enfado popular que derivó en una Junta Suprema del Gobierno del Nuevo Reino de Granada y que acabó, a su vez, con la declaración del Cabildo Abierto y con la suscripción del Acta de Independencia. Ese día no se conquistó dicha independencia, pero se abrió su proceso oficial.

Tras el contagio en otras ciudades y provincias, fue Cartagena la primera en proclamar su independencia con respecto a España el 11 de noviembre de 1811. Le siguieron Cundinamarca, Antioquia, Neiva y Tunja. Patria Boba, se le llamó a la primera etapa de la independencia de la antigua Nueva Granada, pues la falta de acuerdos entre los propios criollos desembocó en una guerra civil. Así y con la negativa de Fernando VII hacia cualquier tipo de negociación, nació Colombia tal y como hoy lo conocemos. En medio: reconquistas y muertes. Fue con la victoria en la Batalla de Boyacá, el 7 de agosto de 1819, cuando se afianzó la derrota final de las tropas españolas. Y con ella, varios meses después, se define la Gran Colombia, formada también por lo que hoy es Panamá, Venezuela y Ecuador. Capital: Santa Fe de Bogotá. Bolívar, mientras, continuaba su guerra. Los españoles, huían.

Fotografías de Noelia Vera

Colombia, a pesar de vivir una realidad política, económica y social especial e incluso a veces, contradictoria, el 20 de julio celebra su libertad; celebra su riqueza natural y humana. Celebra su alegría, su color, su música y su talento.

“El subdesarrollo es el resultado histórico del desarrollo ajeno. Una historia que para Latinoamérica tiene cinco siglos de edad, de los cuales, América Latina, en general, ha estado trabajando para el desarrollo ajeno; ha estado contribuyendo con su pobreza a la riqueza de otros. No hay ninguna riqueza que sea inocente porque, de algún modo, son riquezas que han resultado de un proceso histórico de estafa colosal”. Eduardo Galeano.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s