De las revoluciones árabes al 15M: un cambio en el modelo mediático tradicional (II) [+VÍDEO]

2. Basel Ramsis, Egipto: ” Para que la revolución pueda continuar tenemos que controlar todos los sistemas de propaganda”

Cuando comenzó la revolución egipcia, el 25 de enero de 2011, el gobierno de Hosni Mubarak censuró gran parte de los medios de comunicación del país y aplicó medidas para bloquear webs, blogs y redesque facilitaban que los manifestantes contasen al mundo lo que ocurría en las calles. Gran parte del interés mediático internacional, desde entonces, se acomodó en la idea de que el derrocamiento del régimen fue el resultado del trabajo de resistencia en internet; los mismos medios de comunicación tradicionales que otorgaron términos poéticos como “primavera árabe” a unas revoluciones que acontecieron en invierno y que Basel Ramsis, cineasta y activista político egipcio, trata aún de corregir.

Cuando estamos a punto de celebrar el aniversario del nacimiento del movimiento 15M en nuestro país y cuando acaban de hacerse públicas las nuevas medidas que el gobierno español pretende aplicar y que afectan de forma directa al ADN de estos movimientos sociales, hablamos con Ramsis sobre el papel que desempeñaron los medios de comunicación tradicionales, alternativos y la información ciudadana a través de las redes sociales en un país que todavía hoy trabaja para alcanzar sus derechos. También los que conciernen a su libertad de expresión.

Vídeo: Celia Hernández. Hemisferio Zero.

¿Podrías hacernos una breve radiografía del estado de los medios de comunicación egipcios antes de que estallase la revolución?

Los medios siempre fueron del gobierno. Antes de los años 90 existían tres periódicos y televisiones oficiales que pertenecían al régimen, cuando no había todavía este boom de las cadenas satélites privadas. Además se permitía tener prensa a los partidos legales, es decir, si tú tenías un permiso como partido y estabas registrado, tenías derecho a sacar un periódico. En el año 1990-1991, con la primera guerra del Golfo, aumenta la inversión en medios de comunicación en la zona, por ejemplo, nace Al Jazeera .Y empiezan a salir canales privados y otros que pertenecen a algunos poderes, algunos colectivos y algunos estados. Y empiezan a tener una presencia muy importante en la calle egipcia y en la árabe, en general.

A finales de los años noventa empieza a haber un poco más de apertura, se deja más permiso para lo que llaman periódicos “independientes”, (aunque independientes completamente no, porque también estaban vinculados con hombres de negocios importantes o con intereses económicos o políticos). Estos llegan a tener una amplia presencia a partir del año 2000, cuando comienza el rechazo hacia la información que viene de los medios oficiales. Y es la misma temporada en la que Al Jazeera empieza a ser la primera cadena más vista en el mundo árabe.

– ¿Cómo arranca el activismo político en internet ?

El proyecto político de cambio, sea radical o de protesta contra aspectos determinados del régimen, como ocurre aquí en España o en Grecia, no salen con una decisión. Es el crecimiento, la madurez de una situación social, política y económica la que permite que tú y yo salgamos a la calle y tengamos una presencia.

Yo creo que en la prensa alternativa en el mundo árabe hay algo muy distinto a partir del movimiento, o a partir de la revolución. Cuando hay un movimiento de lucha en la calle, estos cambios producen sus medios, los colectivos artísticos también. Yo uso mucho la frase “es la revolución del graffiti”, porque en realidad hay una revolución del graffiti en Egipto. En cualquier pared hay graffitis revolucionarios en contra del régimen o en contra de los islamistas. Y este es un movimiento nuevo, es la expresión del resultado de algo que está ocurriendo en la calle. Tradicionalmente podemos hablar de que en Mayo del 68 se hizo de alguna forma la Nouvelle Vague. Los movimientos de lucha de izquierdas en América Latina en los años sesenta y en los setenta se hizo el cine de realidad.

Ahora en Egipto, en Túnez y en otros sitios vemos cómo un movimiento social y político se traduce en medios y formas nuevas de expresión. Ahora, por ejemplo, en la escritura política hay un nuevo estilo que mezcla la literatura en artículos de opinión con el análisis político en uno solo de 800 o 1000 palabras. Yo no conocía esto antes, y es el resultado de lo que está pasando. Expresiones a nivel de poesía, música, principalmente hip-hop y música callejera completamente nueva que no conocíamos antes.

– ¿Cómo surgen los colectivos de lucha en las redes sociales?

En Internet empiezan a aparecer colectivos por el Facebook, por Twitter, por blogs… grupos de información alternativa donde cinco o seis personas empiezan a formar un medio alternativo. Te voy a dar un ejemplo concreto: hace poco me di cuenta de que hay un grupo en Facebook que no se conocen el uno al otro, cada uno está en una ciudad y su papel es perseguir los programas del talkshow, los programas de debates. Miran el mapa de los programas políticos en la televisión en las diferentes cadenas árabes, principalmente concentrados en Egipto; y reparten tareas. Su tarea es estar con el Twitter y con el Facebook en el móvil haciendo comentarios o cogiendo frases importantes. Y esto sin ánimo de lucro; y es alternativo; y es información…

Yo puedo ver uno o dos de estos programas que están funcionando al mismo tiempo y a través del móvil estoy de alguna forma al tanto de las cosas que se dicen en los otros y también contaminadas con comentarios irónicos o críticos. Y yo desde El Cairo hago lo que llamo “Crónicas egipcias”. Y en estas crónicas yo no estoy dando información solamente. Yo estoy dando una información contaminada con mi punto de vista y con lo que yo quiero que tú veas. Pero claramente, es decir, no estoy diciendo que soy objetivo, ni estoy diciendo que estoy haciendo prensa. Estoy dando una información determinada desde el punto de vista que yo quiero, manifestando cuál es mi punto de vista.

– ¿ Por que crees que existe interes en los medios occidentales de otorgar el protagonismo exclusivo de las revoluciones a las redes sociales?

Es un fenómeno mundial tan grande que en realidad no entiendes; y tus informaciones no te permiten entenderlo. Entonces lo que tú normalmente buscas es encasillar esos fenómenos y poner títulos fáciles para el público, pero los términos fáciles normalmente conducen a un camino ideológico y político determinado. No son tan inocentes.

En el caso egipcio salieron varios: “La revolución de los jóvenes”, “La revolución de Facebook” y “La revolución pacifista”. Por los números no se puede hablar de revolución pacifista… Tiene aspectos pacifistas muy importantes pero tienes que dudar un poco antes de usarlo porque estás hablando de un pueblo que está en la calle y está utilizando también los cócteles molotov y las piedras y las barricadas para protegerse. Y estas no son fórmulas pacíficas. Y tienes un enemigo que te está atacando con balas. Y la revolución de los jóvenes… Los jóvenes sí han jugado un papel fundamental en las revoluciones árabes, pero como ocurre en cualquier sitio porque al final, cuando yo tengo 70 años tengo menos capacidad que tú, que tienes 25, en estar 24 o 48 horas en la calle en una lucha continua. Entonces claro, jugaron un papel también por la frescura mental e ideológica, política, un papel muy importante en este sentido. Y el Facebook responde un poco a la visión occidental. Es decir, el referente que conocemos es el Facebook y las redes sociales, entonces facilito la comprensión con herramientas creadas por occidente, para que todo lo que está ocurriendo no sea ajeno a ti. Y esto no está lejos del término de primavera árabe.

– No eres partidario de llamar a las revoluciones “primavera árabe”…

La primavera árabe la creó gente que no tiene nada que ver con el mundo árabe. ¿Y para qué? Primero no es verdad que empezó en la primavera. La revolución tunecina comenzó en diciembre y la egipcia en enero. Es decir, estamos hablando sobre el invierno. Pero además de esto estamos hablando de hace un año y medio. Ha pasado la primavera, el verano, el otoño… Y todavía va a seguir. Entonces yo no entiendo el por qué de este término. ¿Es un término poético? Algunos fenómenos políticos no puedes encasillarlos en algo metafórico y poético. O lúdico, como la primavera. Pero hay otro elemento: la primavera aquí responde a la primavera de Praga, que duró unos días. Y a la primavera de Mayo del 68, que también duró unos días y no hizo ningún cambio real dentro de los regímenes.

– Recordabas una anecdota con Ignacio Ramonet…

Estuvimos en un Congreso en abril pasado en Alicante sobre activistas del Mediterráneo y los cambios sociales. Ignacio Ramonet presentó el análisis más inteligente de lo que está pasando en el mundo árabe. Y dijo: “Creo que la tarea principal que tienen que tomar ahora mismo los revolucionarios egipcios es apropiarse de los medios de comunicación del Estado, controlarlos completamente y hacer una limpieza echando a todos los que estaban vinculados con el régimen y controlarlos.

Eso fue en abril del año pasado, es decir, dos meses después del comienzo de la revolución egipcia. Y yo le contesté: “Estás hablando de controlar los medios de comunicación y le estás dando mucha importancia a eso. Yo no estoy de acuerdo contigo y quiero contestarte diciéndote que la gente está en la calle y controlan la calle. Esto es más importante que controlar los medios de comunicación.” Y él me contestó con una frase que dos meses después yo descubrí que tenía razón: “La gente no puede estar en la calle todo el rato. La gente se cansa.”

Y es verdad, la gente se cansa y vuelve a casa. Para que esta revolución pueda continuar tenemos que controlar todo el aparato de propaganda que la gente escucha en sus casas. Nosotros no seguimos el consejo de Ignacio Ramonet. Entonces, ahora mismo están los medios de comunicación del Estado, enemigos claramente de la revolución y protegiendo el régimen antiguo y la cúpula militar. Y están los medios de comunicación independientes más minoritarios, en los que cada día la orientación política cambia dependiendo de hacia donde vaya la corriente. Y por último están los medios de comunicación alternativos que tienen una presencia y un efecto mucho más limitado.

– ¿Y ahora cómo siguen haciendo política activa, en las redes o en la calle? ¿Se compaginan?

A veces no se compagina lo que está pasando en la calle con lo que está pasando en las redes. En mi opinión, durante el último año la red es el reflejo de lo que está ocurriendo en la calle. Y lo que está ocurriendo en la calle no puedes tenerlo en el mismo nivel todo el rato. Es decir, hay variaciones de intensidad y la red lo refleja. Puedes ver una actividad muy interesante dentro de las redes sociales como el Facebook o el Twitter una temporada, cuando hay militancia y cuando hay enfrentamientos reales. Esto ocurrió varias veces, ocurrió en abril del año pasado, ocurrió en julio, en octubre… Enfrentamientos reales, que duran días, en los que muere gente y hay una lucha clara. Y luego en noviembre y diciembre. Y luego enero, llegando a febrero, en la última matanza que hicieron a los ultras de un equipo de fútbol. Y luego enfrentamientos en frente del Ministerio de Interior. Entonces, en esos momentos, ves una información y una actividad en las redes pero con menos seguimiento. Porque los que están vinculados a esta lucha están en la calle.

Lo que ocurre ahora mismo es que hay tres bloques en lucha en Egipto. Un bloque es el del resto del régimen antiguo, con la cúpula militar que gobierna el país, con los servicios secretos de espionaje y los hombre de negocios más importantes. Este es un bloque aliado de Estados Unidos, la Unión Europea y la zona del Golfo. Y es el que tiene el poder, el que tiene el control.

El segundo bloque es el de los islamistas, que controlan el Parlamento. Es la principal fuerza política, la que es más fuerte y está más presente. Tienen alianzas de vez en cuando con algún jugador extranjero como por ejemplo algunos países del Golfo. Y tienen presencia en la calle porque son la corriente política más importante. También entran en alianza con el primer bloque, el de la cúpula militar. Aunque con algunas diferencias, dependiendo de los diferentes intereses políticos.

Y tienes el tercer bloque, que es el de la revolución. Es una mezcla entre corrientes de izquierda liberales, progresistas, independientes, jóvenes, obreros… Es decir, una gama muy amplia de colores políticos y sociales. Y esos son los que están en la calle intentando conseguir los objetivos de esta revolución y acabar completamente con el régimen. Y este es el bloque más débil pero el que en determinados momentos sabe movilizar a todo el país. Es decir, cuando cincuenta mil personas consiguen ocupar una plaza, todo el país está mirando a esta carta principal. Es el jugador principal en ese momento.

Y para acabar, la balanza de fuerzas cambia todos los días, es decir, no hay nada estático en el mapa político. No, este mapa político cambia todos los días y la balanza de fuerzas entre tú y yo y el tercer bloque cambia todos los días.

– ¿Que acabó, entonces, con el regimen de Mubarak?

Yo insisto en lo que dije antes: Lo que acabó con el régimen de Mubarak no es el Facebook, ni los jóvenes, ni la plaza. Lo que acabó con el régimen de Mubarak fue el movimiento y las protestas de los funcionarios y de los trabajadores. Y esto responde a tu pregunta: se da el enfoque hacia los blogueros, hacia los activistas en el ciberespacio; y a pesar de que han un jugado un papel muy importante hay otros que han jugado papeles mucho más importantes que ellos y han quedado en segundo lugar sin la atención adecuada. El que está pegado a un ordenador escribiendo cosas no puede escribir ninguna frase si nada está ocurriendo en la calle. Se alimenta de esto. Entonces si no hay nada que está ocurriendo en la calle, ¿qué vas a escribir?

* Basel Ramsis es cineasta, profesor de realización documental y activista egipcio. Es autor de los documentales El otro lado…Un acercamiento a Lavapiés (2001) y de Columpios (2007), sobre la situación de la mujer en Palestina. Participó en las movilizaciones que tuvieron lugar en la plaza Tahrir de El Cairo.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s